Lo bueno y lo malo de tener 65 años en España/The good and the bad of being 65 in Spain

Lo bueno:

Se puede ir en metro y autobus, por todas partes de la Comunidad de Madrid por  11,80 euros por todo un mes.

Se puede ir en los trenes de alta velocidad por un descuento de 30% por pagar 5 euros al año.

Se puede entrar en un museo o concierto por un descuento de 2 o 3 euros.

Lo malo:

Se requiere permiso de la médica para entrar en una piscina municipal.

Se requiere permiso de la médica para donar sangre después de los 65 años y haber donado sangre antes de los 65 años.  (Voy a volver a los Estados en donde me reciben sangre todavia.)

El resultado: Nos cuidan y nos protegen muy bien a los mayores aquí– ¡aún nos dan sus asientos en los autobuses y metros!

The good:

You can ride the metro and buses anywhere in the Community of Madrid for 11.80 euros a month.

You can ride the high speed trains for a 30% discount if you pay five euros a year.

You can go to museums and concerts  for a 2 or 3 euro discount.

The bad:

You have to have your doctor’s permission to use a municipal swimming pool.

You have to have your doctor’s permission to donate blood after 65 and have to have donated before.  (I’ll go back to the States where they still take my blood.)

Conclusion:  They really take care of and protect us old folks here–they also give us their seats on buses and metros!

“Vibrations Prohibidas”/”Vibraciones Prohibidas”/ “Prohibited Vibrations”

Gallego/Español/English                               23 de enero de 2013, Santiago de Compostela

Carl decidió faltar las reuniones matemáticas esta mañana y fuimos a visitar el Museo de Arte Contemporáneo.  Nos gusta visitar este tipo de museos porque nunca se sabe que vas a ver allá.  Esta fue una exhibición de la música censurada por la dictadura de Franco.  Había una lista de discos prohibidos y ejemplares de cartas de censura pero lo más chistoso eran las copias de los sobres de los discos.  El artista había recogido el original y la versión que <<se permitía>> en España.  Unos eran bastante sencillos; simplemente pusieron un señal encima de la cosa ofensiva (generalmente los senos o la cola de una mujer).  El señal declaró que la música fue estupenda.  En otros movieron las letras del título para cubrirla.  El que más me gustó fue una foto del detrás de una mujer que doblaba para tocar el piso (y mostrar muy bien sus caderas.)  En la versión española la posición de la mujer era igual pero las caderas eran de un elefante.  ¡¿Quién sabe lo que pensaron los músicos de esto?!

Lo siento mi gallego no es suficiente para escribirlo en gallego.  Por seguro, por entender el español se puede entender el gallego porque no son muy distintos.

Galician/Spanish/English                                                            January 23, 2013

Carl decided to skip the math meetings this morning so we went to see the Museum of Contemporary Art.  We like to visit this kind of museum because you never know what you are going to see.  This was an exhibit of music that was censored by the Franco dictatorship.  There were some lists of things that were censured and some examples of letters of censorship but the funniest part were the sleeves for the records.  The artist had gathered the original cover and the one “permitted”  in Spain.  Some of them were pretty simple; they just put a sticker over the offensive part (generally the breasts or hips of a woman)  of the album.  The sticker said something like, “This music is stupendous.”  In others they moved the letters of the title to cover it.  The one that I liked the most was a picture of a woman from behind.  She was bending over to touch the floor (and show off her hips.)  In the Spanish version the position was the same but the hips were of an elephant.  Who knows what the artists thought about this?!!!

 

Mi amigo favorito y Agustín

Puede ser que Agusustín no quiere quedarse con nosotros pero hasta que lo soltemos no tiene otra posibilidad.  No quiero imaginar como será cuando él empieza a correr también.Image  

 

Agustín may be unwilling to sit still but until we let him go he doesn’t have much choice.  I don’t want to imagine what it’s going to be like when he starts running also.